Posts on Twitter:

Feliz y dulces ...este miercoles expira de manera irreversible, a por el ? El hombre propone y dispone;










Se come con sólo mirarlo verdad??? Pues imagínate si lo pruebas!!!! Te esperamos para que puedas darte el capricho de disfrutar este postre en . .




¡Con Ciudad Mobilia puedes tener un hermoso y delicado mueble de entretenimiento en tu sala, y disfrutar de una mágica velada con tus invitados!










Qué mejor lugar para pasar una velada tranquila que en José Peón Contreras, uno de los mejores teatros de la ciudad 🎭, en donde siempre hay algo nuevo qué observar







WOOOW.... Aprovecha la Promoción...Solo hoy mostrando esta publicación en taquilla tienes 2x1 “Teatro Centenario Sala 2” Av. Centenario #151 del Carmen Coyoacán Show 9:30 pm




Sólo faltan 4️⃣ días... 🤩 ¿Estás listo para un recomienzo? ¡No te la puedes perder!







De estilo art-decó y fundado en los años 40, el Teatro Armando Manzanero ofrece diversos espectáculos para pasar una velada espectacular 🎭







Todo Listo para una gran a puro con Capacidad Agotada en una Nueva en el esta vez conociendo el Nuevo y Viejo Mundo junto a y Espumantes


















Posts on Tumblr:

¡Gracias a la astucia de nuestros escuelabers, hemos vencido a los negacionistas del cambio climático, recuperando las claves esenciales para frenar este preocupante fenómeno! Buen trabajo, chicos; merece mención especial el grupo de Aire, que ha conseguido escapar cuando aún quedaban 10 minutos.

instagram

Ya tenemos fecha, nuevo objetivo, haciendo cara al destino. Próxima pelea: 9 diciembre en Tenerife VS Ruyman Delgado (12-0 7 kos). Yo digo… Al hombre le hacen sus maneras, más que los logros, la carrera. #boxeo #boxing #boxer #fighter #fighting #fight #velada #tenerife #gohardorgohome #nomercy #menofmayhem #duro #comeback #lightheavyweight #flacoromero #flacoromeroteam #support @upscaleclothing (en El Origen - Thai Martín)

Made with Instagram
3

Después de una ducha calentita y una opípara cena para reponer fuerzas, nuestros pequeños científicos se han puesto en la piel de los personajes de un pueblo de lo más peculiar para jugar a Mafia, un juego de rol y estrategia que nos ha mantenido entretenidos hasta la hora de dormir. ¡Mañana, más y mejor, aunque caigan chuzos de punta! Buenas noches a todos…

instagram

#Cantando 🎤 🎶 #LasMañanitas a #SanIsidro #Velada 🎉 🎊 🎉 🎊 (en San Antonio Nanahuatipan, Oaxaca, Mexico)

Made with Instagram
No me agradezcas, para mi es un placer.

Quiero empezar una nueva dinamica, les escribiré y ustedes decidirán si es ficción o si realmente paso. De ese modo no quemo a nadie o solo quemo mis historias.


Manejaba sin rumbo, o al menos eso creía él. El rumbo siempre está trazado, el cerebro siempre sabe hacia donde va, el cerebro como unidad, el consciente no, el inconsciente sí.


La conoció, como siempre…

Llegaron al restaurante, un valet le abría la puerta, y entrában entre reverencias. Personas rígidas doblaban sus espaldas mientras ponían su mano detrás de su espalda, parecían Dioses lado a lado.

Al entrar por una gran puerta, el primer impacto visual es arte. Se encontraron pronto rodeados de plasmas históricos, presentes y futuros, de lado izquierdo subían por una escalera de mármol de color hueso, con sus lineas que parecen no tener coherencia del mármol pero que es lo que lo hace tan característico, un barandal de fierro color marrón con una fina madera es lo que la hacen subir a lo que esa noche sería el Olimpo, el primer descanso lo tomaron en un primer recibidor que se encuentra a estilo barroco llena de figurillas y cuadros que ahogan a la vista, toda especie de objetos recabados de los lugares más recónditos de la tierra sorprenden al inconsciente que pronto se da cuenta que está en un lugar diferente de los que ha estado, éste se prepara.

El segundo recibidor, en un plano cuadrado, alberga sillas y sillones, mesas y mesillas que hacen esperar a la gente que está por entrar, llegaron y el nombre escrito en la reservación los hace pronto pasar, les desean asignar una mesa pero él tiene un plan. Sabe, por qué, ha analizado el lugar, dónde la gente brilla menos o brilla más.

En el techo un mausoleo que fue pintado por un brillante artista, adorna el lugar, la pintura recuerda a una famosa obra, que si les dijera cual, perdería su sorpresa, imagínense pues, que es de las más reconocidas y bellas de admirar.

Pronto se sientan donde él quiere, están en un plano rectangular, en un segundo piso que abarca desde la acera hasta el fondo de la mitad de la manzana, largo el rectángulo que se convierte en un salón sin columnas, se puede ver desde pared a pared, sin obstrucciones arquitectónicas.

Mesas de granito y sillas de provenzales en armonía hacen que cada mesa esté destinada a tener buenas platicas.

Se sientan y el no tan neófito en vino pide algo que su paladar ya ha probado y que desea que el de ella pruebe. Un vino español será el que patrocinará la buena platica.

Se abre la conversación con los clichés más básicos, su mirada tiene algo que será difícil de erradicar, piensa el. Son de esas miradas que ya tienen ideas fundidas y soldadas, pero aún así prosigue… Llega el vino y lo abre un conocido de él, un mesero que siempre muy discreto saluda sin un solo comentario, dejan que respire y llegado el momento se empieza a beber.

Él sabe que no debe de estar haciendo eso, que desde que la invitó algo hizo mal, sus esquemas los ha roto, cosa que no debe hacer por nadie, pero, ¿quién era ella?¿quién lo podía inducir sin decir una palabra a romper sus establecidos regímenes personales?

La platica empieza con trastabillo, pero pronto el alcohol hace lo suyo, y empieza a fluir. Conversaciones que parecen más una terapia son los que se empiezan a escuchar, él sabe que decir, pero su inconsciente lo traiciona… él sabe que el no debe de hablar, pero su amigo infiel lo convierte en un monólogo, pronto le avisa al consciente que ya fue suficiente, que ya dejo de divertirse y que le cede el control por ratos, ella empieza y su voz es suave, sin esforzarse retumba en los oídos de él, con delicadeza penetra su mente a cada palabra, la mirada de sus grandes ojos hacen valer la pena cada que se preocupó por ella. Los menús de comida llegan y esperan a que lleguen los músicos que aportaran la chispa adecuada.

La platica no deja de fluir, temas muy diversos y poco convencionales hacen que la conversación para él se vuelva diferente, para ella parece normal, su cara nunca denota sorpresa, como si fuera una psicóloga, sabe que sus expresiones faciales hablan a veces mucho más que las vocales.

Llega el dueto que amenizará la noche, una hermosa mujer y lo que se convertirá en un talentoso joven empiezan con su carrera.

Pronto parte del plan comienza. 

Una luz reflectora apunta hacia el dueto, y son ellos quienes se interponen en el camino de la luz, pronto el rostro que juraba no romper con el personaje, rompe y responde a preguntas que él se viene haciendo mentalmente, las preguntas aquí se responden sin expresarlas, no quiere que lleguen a saber qué es lo que andaba buscando él.

Piden cada quien sus platillos y el dueto sigue su carrera, pronto llegan al objetivo pero siguen corriendo… sus canciones poco conocidas para los oídos de inexpertos en música no tan contemporánea perfeccionan la noche.

Mientras hacen lo suyo, él observa, ve como los labios de la mujer se rozan palabra con palabra, como sus manos que se mueven de arriba a abajo lentamente armonizan con la voz, cómo si la dirigiera con ellas, el talentoso sube y baja sobre la tablilla, sus dedos maestros presionan a veces dos, a veces tres, las cuerdas del metal que algún día fue frío contra la susodicha, la uña que rompe con la horizontalidad de las cuerdas hacen que eso se convierta en una pieza maestra. Él queda fascinado, aprecia el momento, aprecia la compañía, aprecia el lugar, el viento, al tiempo, sabe que nunca se volverá a repetir el momento, no porqué el no volverse a ver sea un hecho, sino porque la primera vez es la que nunca podrá volverse a repetir.

Ya se habían visto, pero no se conocían, así que él se presenta.

Sin intercambiar credenciales, él empieza con las cartas sobre la mesa, no hay tiempo que perder. Su lema.

Entre ratos platican sobre sus ideales, y entre ratos platican sobre sus problemas. Sus ex-parejas salen a relucir, y se nota cómo ella miente. Tienta, con comentarios sobre posibles parejas, y él cae.

Entre ratos, él observa y no quiere escuchar a la que tanto tiempo quizo escuchar, solo se quiere enfocar en el dueto que les brinda la perfecta compañía, alcohol, dopamina (one of her favorites songs when she was an adolescent) y sinceridad empiezan a ahogarlo a él.

Por no ser omnipotente, no se puede hablar de ella, más de lo que se vio.

Ella tranquilamente también escucha y observa, jamás saca la cadena de esclavitud.

La conversación sigue fluyendo y él comenta cómo la gente no sabe apreciar la música y el tiempo; desarrolla: 

Una vez fui a un teatro a escuchar a un coro, me acompañaba una mujer que era muy inexperta en el tema musical, ¿puedes pensar en cuánto tiempo se preparó este dueto para hoy estar aquí  ¿Cuanto tuvieron que dedicar de sus tiempos, para armonizar objetos, habilidades y convicciones? 

Hablando del tiempo… es lo único, junto con la vida y la libertad, que no les puedes poner precio, la Ley probablemente lo haga, pero jamás le llegará ni a los talones… Hoy para mi el tiempo lo podría valorar no en una cantidad, sino en algo demasiado importante que no tengo ni puedo darme el lujo de desperdiciar, hoy… que tengo esta edad… no quiero ni imaginarme lo que pensaré del tiempo cuando tenga 34, o 55 años, ¡o cuando tenga 89! de lo que me arrepentiré… si es que llegué a desperdiciar el tiempo. 

-Pronto el sabe que está cayendo en una s.- 

Pero, ¿te imaginas?, agradezcamos con nuestra atención a los que hoy amenizan nuestra velada, pero te comentaba… estando los dos en aquel teatro, yo me disponía a disfrutar de aquel coro que probablemente estaba formado por más de 30 personas. ¡TE IMAGINAS! ¡30 personas! ¡Unir 30 calendarios! ¡30 personas donando de su tiempo para unir lo que sale de sus cuerdas vocales, solo para cantarle a Él! Lo que debió haber padecido la maestra para organizar aquellas voces, los desvelos que tuvo que haber sufrido por causa del gran evento, ¿y mi acompañante?, ¡Hablando! Le dije de la manera más atenta que se callará, que me dejara escuchar, que si no quería estar ahí que le daba las llaves del carro y que luego regresara por mi. No creo que haya sido un grosero, solo que era el tercer intento en el que yo no lograba que ella guardara silencio. Pronto lo guardó y quiero pensar que entendió. Me dispuse entonces a apreciar con mis no tan afinados oídos a aquel piano que era tocado por una mujer, los miembros del coro abrían y cerraban las bocas al unísono. Fue diferente, fue bello.

Ella solo se limita a escuchar, lo que algún día conoció, hoy es claro que ya no lo conoce. Lo que algún día le dijeron de él, ya no lo es más. Aunque sus ojos la delatan, piensa ella que solo es una táctica, que debe ser tratada con indiferencia.

-Mucha luz.
-¿Te molesta?
-No, sólo siento que estamos en medio del reflector.
-¿Te molesta?
-No.

La comida llega, el vino va por la mitad, la conversación sigue fluyendo, la música no deja de hacer perfecta aquella velada.

¿Te has puesto a pensar?, esta botella de vino viene de una cava, junto con sus hermanas fueron alguna vez solo uvas, cuándo fueron uvas un agricultor dedicó cariño y tiempo para que éstas crecieran y llegaran a ser pisoteadas para sacar el jugo, después fueron envasadas en grandes barriles que se dejaron añejar, esta cosecha es del 2012, ¿cuánto tiempo se tuvo que atravesar para que hoy llegará a nuestro paladar el vino? cuánto tiempo pensaron que sería necesario para determinar que era suficiente, que el vino estaba listo para ser embotellado. Desde España mandaron a todas partes del mundo el vino, y hoy nos toca a nosotros en esta mesa disfrutar de él, de años de preparación, y en otra mesa en otra parte del mundo estarán disfrutando de este vino, y las cosas que se hablarán allá, serán diferentes a las que se hablarán acá. Pero compartimos algo con ellos, somos y estamos conectados a través de lo que algún día fue uva, y que hoy deleita nuestro paladar.


Nunca fue su intención ser pretencioso, son pensamientos que en realidad él tenía, y que cómo hacia tiempo, ya no reprimía. La comida fue basta y el vino no hacia falta. 

Ven. Le decía. Traete tu copa.

Atravesaron aquel salon con la lluvia de miradas cayendo sobre ellos, mientras una escalera de caracol los llevaba a un tercer piso. A la salida de las escaleras una puerta conducía a una terraza, a mano derecha unas escaleras de unos 12 escalones hacían subir a un lugar mas privado donde una mesa bajo una estructura sin techo pero que llenaba de luz, hacían ver el lugar exclusivo al aire libre, bajando de nuevo esos doce escalones, a la izquierda por entre paredes no tan angostas llegaban a una terraza más pequeña con unas cuantas sillas y mesas, esta terraza daba hacia enfrente del restaurante, se podía ver aquella hermosa calzada iluminada con gente que corría, a sus espaldas se veía un letrero con uno de los nombres de aquel famoso pianista, o aquella no tan famosa película. 

Recorrieron el lugar al aire libre, dónde al menos 3 o 4 terrazas se descubrieron.

Él expuso su tesis principal. Ella escuchó, y lo que aportó, le cambiaría la vida:

                      Para lograr eso, el primer paso es creérsela. 

Regresaron a la mesa y desde ese momento, el vio diferente.

Pronto lo que era tema de ideales y moral, se convirtió en temas de sexo y de preferencias.

A mi me encanta, me fascina, y ando buscando alguien a quién también le guste, hoy tengo mis preferencias y fantasías, y sé que no son comunes, me puedo imaginar pues, qué tipo tendré en unos ciertos años, necesito a alguien que quiera intentar cosas nuevas, obsenas, depravadas, siempre sin caer en algo que sea en contra de la Ley. 

Llamó la atención. sus ojos sin querer se encendieron, y sus orejas como las de un perro se levantaron esperando más detalles. El no quizo dar. 

-¿Para ti? ¿Es importante en tu escala de necesidades?
-Claro.
-¿Del 1 al 10?, ¿hablando de las cosas importantes en una relación?
-9.
-¿Cuál es la 10?
-La comunicación/honestidad.

Es claro que no la tenia, pensó.

El vino decidió que se debía de acabar y él empezó a dar marcha a prisa, los lugares pomposos si bien le encantan, son solo por un rato que los disfruta, una vez que se ha ido el dueto el lugar estaba destinado al cierre, acabaron con las ultimas gotas de felicidad y se fueron.

¿Vamos al Barrio?, Vamos, respondió.

Llegaron a un bar que ella no conocía y una persona que el conocía los saludo, la cara de la mujer nunca cambió, no parecía tener expresión, carecía de vida, él no se daba cuenta de eso, solo la tenia de rehén.

Decidieron irse a otro lugar muy cerca y música mundana nada parecida a lo que escuchaban hace unos cuantos minutos ahogaban sus ganas de bailar, el sabia apreciar todo tipo de música, y allá observaba y callaba, acá la hacia suya.

Recuerdos debieron llegar a el vaso de la mente de aquella mujer, él lo sabía, y aún así la ponía a prueba, ella no bailaba, cómo si creyera que si cedía un paso de baile se convertiría en otra víctima. Pidió bebidas prontas, y una cerveza bajaba a prisa por la garganta de aquel hombre envinado. Después de una corta sesión de baile se fueron, en el camino no pude escuchar lo que decían, solo sé que llegaron a su departamento, se bajó y él partió.

Un mensaje llegó a su celular.

¿Qué haces?, ¿por qué te vas?