Posts on Twitter:

Doodle, my oc Montse




будущие концепты шмота




Gia Bianchi, daughter of Don Bianchi. Sharp-witted, willful and sultry. 18+ Detailed, Crossover friendly Seeking mains, Aldo, (George Clooney) her father’s trusted Underboss, and Gia’s love interest, and Frankie, (Tom hardy) a Capo for the family.


































Un rápido dibujo de uno de mis tantos OCs, Sid Damned. Hecho en tablet con Medibang Paint :) Estoy en Tumblr e Instagram: sigilodelsol . . . .

This media may contain sensitive material. Learn more View




















Posts on Tumblr:

Sexy fishing Maxie

Headcannon: 

When Ruthie is bored and has nothing to do, she’ll get her laptop out to play a hour or two of Mahjong. She enjoys playing the game soo much because it’s so interesting and challenging. 

My friends( @zephyrinx & @neon–nightmare ) and I made an OC sale blog on Instagram! All characters for sale are totally from scratch, with a lot of care put into every single design! Every base and lineart we use is also made totally by us, so when you adopt you’ll be getting something almost totally unique and reflective of us!

It’s url is NEBULIADOPTS, and currently I’m running a grand opening raffle on it until May, with three winners and art-based prizes! We try to update often with different stuff each time, so please go and check it out!! 💕💕

💫



s would be super appreciated, too! Thanks a lot!!

Who Said Death Was Easy? [Death Note] Chapter Thirty-eight

Chapter Thirty-eight: Persuasion 

Rem’s POV:

“Well,” the elder, bald man, Takeshi Ooi, started, “now that we’re all here, we might as well get started with the meeting. We’re all here to further the growth of the Yotsuba Group by reducing competition, that much has been established already…now the only question is, who is going to die?”

Keep reading

screaming-fan-girl  asked:

Not a question, but I wanted to apologize for being such a lurker. Canis is just so pretty and I just adore your art!

Hey hey hey! Nothing to apologize for! I love doing asks! And thank you so much for checking out my work!

“It’s so much fun answering your questions! You’re so friendly~! Also– THANK YOU SO MUCH! 💖💖💖💖💖”
-  Canis 🐕🌠

instagram

Wanted to put moreninto it but forgot what so, for now it’s ok i think #oc #owncharacter #animation #animationtry #mood ##digitalart #bored #gah #hirnhusten
https://www.instagram.com/p/BuHYgiXov97/?utm_source=ig_tumblr_share&igshid=sv1djxrwiin3

Made with Instagram

A new Hazbin Hotel fan character, he puts the pee in happee

His name is Dugal, but you can call him whatever you want, baby~

He drinks pee and wants your feet

He’s just a gross shameless perv, and he’s really darn outgoing and loud

He’ll flirt with anything that moves but, in all honesty? He ain’t appealing.

The “face” is a mask with holes for his eyes. His fingers are retractable into his arms. His neck is permanently crooked, and can snap even more to the side.

Have some awful bonus art of him

Trampa

Ese había sido uno de los días en la segunda estadía de la castaña en esa mansión. Ella por orden de Karl Heinz ya no correría peligro de muerte, pero eso no evitaba que la mordieran o maltrataran, aún así aquel vampiro albino ya había vuelto a dejarle en claro que una vez de nuevo en la mansión aquel “pacto” que tuvieron en su primera estadía se mantenía, ese era “yo evito que estos idiotas te maten, pero a cambio tu sangre me pertenece hasta que me aburra”. La única diferencia era que ahora la parte que incluía el aburrimiento del vampiro no implicaría que la asesinaría, pero si que la maltratarla, es por esto que la joven no pudo evitar temer…

Se encontraba en el living jugando en su ds de color rosada con sus auriculares. ¿Por qué una hikikomori como ella se encontraba fuera de su habitación? La respuesta era sencilla, en su habitación había visto una araña. Incluso si el tamaño de esta no sobrepasaba el de una hormiga ella no podía evitar temerle de forma descomunal, por esa razón fue que se trasladó a aquel lugar.

La paz de la joven era algo que había perdurado por un buen rato. La joven a la que debía proteger se encontraba de compras junto al segundo hermano de la familia Sakamaki y los trillizos no parecían estar en la casa, con la excepción de Kanato del cuál ella suponía que estaría en la habitación de las muñecas. Subaru estaba encerrado en su habitación y probablemente Shu estaría durmiendo en algún lugar. Era solo ella y la banda sonora de Avalon Code.

Así era… Hasta que de repente sintió un peso en su regazo.

Al apartar la vista de su juego y mirar hacia abajo logró divisar el rostro dormido de aquel rubio vampiro. Sí… Esto no era nada más que una señal de peligro para la castaña.

El mayor de los hermanos nunca fue el que más la atacara durante su primera estadía, pero eso era porque no solían verse, cada vez que sus caminos se cruzaban inevitablemente terminaría mordida, pero eso no era opción ahora, no sabiendo que le depararía un castigo si se dejaba morder.

I no era el tipo de mujer que se alterars demasiado, o al menos ni del tipo de persona que lo demostrara, por eso es que desde fuera podría verse como si ella jugará tranquilamente mientras tenía al rubio en su regazo, pero la realidad no podría estar más alejada de ello.

“Si me muevo podría despertarlo” “No tengo derecho a correrlo” “Incluso si mi regazo me pertenece a mí, el sofá es de él y yo estoy sobre este por lo que la máxima aprovechadora soy yo” “Si lo hago enojar me morderá” “Si me muerde Subaru se enojará”.

Su mente estaba hecha un completo lío, no sabía que hacer, no sabía como reaccionar, al final solo le quedaba esperar a que el mismo rubio se moviera, ¿pero cuánto tiempo tomaría? No habían pasado ni 10 minitos y ya sentía sus piernas entumecidas y él no parecía querer despertar.

Estaba atrapada.

¿Quedarse con Shu encima y que duerma tranquilamente mientras aguanta como sus piernas se entumecen? ¿O intentar moverlo y arriesgarse a un castigo horrible? La desición era clara así que eligió no moverse.

Así es, ella no podía permitirse quedar inhabilitada después a causa de un castigo, incluso si las piernas se le entumecian luego estaría bien, eso era lo que pensaba hasta que sintió como jalaban una de sus manos, su tiempo de reacción solo le sirvió para asegurar con su otra mano que la DS no cayera en la cara del rubio, aquel que clavó sus colmillos en la joven repentinamente.

-¡Ugh…! -

-¿Por qué siempre contienes tu voz? No te haría mal gritar honestamente de vez en cuando, ¿o acaso temes soltar un gemido? -

Era un hábito, cada vez que a la castaña la mordían ella tendía a morderse, ya fuera una mano o sus propios labios, no le gustaba soltar ningún tipo de voz.

-E-eso es cosa mía… P-por cierto Shu… ¿Podrías soltarme? -

La joven no escuchó una respuesta y solo fue mordida, incluso si se trataba de una succión lenta y con calma el dolor seguía siendo el de siempre.

-¿Acaso eres tonta? ¿En primer lugar por qué crees que me recosté aquí? -

Por lo general ella siempre dudaba sobre si responder o no, porque por lo general erraba, pero se hacia una idea de que respuesta esperaba el joven.

-Para descansar… Y tener comida cerca en caso de que te de hambre… -

-Oh, si tienes cerebro en esa cabeza-

Una vez terminado aquel intercambio de palabras volvió a morderla.

No le desagradaba que la mordieran en la mano, especialmente si era la izquierda, lo único que perdía era la capacidad de jugar videojuegos por un tiempo, pero eso solo era en el caso de que Subaru fuera el responsable de las heridas. Es por esa razón que dentro de la joven la desesperación iba creciendo.

Aún así no podía oponer resistencia, sabía que su fuerza no se comparaba a la de un vampiro y que si Shu tenía sed iba a apresarla de un modo u otro, al final solo le quedaba resignarse y esperar su proximo castigo.

-Oye-

-Vaya Subaru, es extraño ver te fuera de tu habitación. -

-Y a ti verte despierto, ¿Qué haces tocando mi comida? -

Ah, la voz del menor de los hermanos, en estos momentos se escuchaban como el réquiem de la muerte de la castaña. Ya no había salvación.

-Ella está en el living, así que oficialmente le pertenece a quién pase por aquí. -

-¡¿Ah?! ¡¿Quién decidió eso?! -

El contraste del calmado tono del mayor con la estridente voz del menor resonaban en la cabeza de la joven presa.

-¡Tú tampoco te quedes callada y haz algo! ¿O acaso no recuerdas quién es tu dueño?

-No es eso… Es que… -

-Que fastidio. -

Ese fue el momento en que Shu dejó de hacer peso en las piernas de la joven y decidió retirarse.

-¡Oye regresa! -

-No tengo ganas de escuchar las quejas de un mocoso-

-¡¿A quién llamas mocoso?! -

De esa forma Shu se retiró sin seguir contestando. Ahora empezaría el inicio de una reprimenda que se desenlasaria en dolor.

Incluso con miedo la joven decidió levantarse mientras colocaba la ds en el bolsillo derecho de su poleron, al segundo de terminar esta acción sintió como su mano izquierda fue agarrada con fuerza para luego ser arrastrada. Las piernas se le habían dormido por lo que empezar a caminar de repente se sentía como si agujas recorrieran sus venas, sin embargo detenerse y protestar solo empeorarian el humor del vampiro.

Subaru la había llevado hasta su habitación, donde la arrojo sin ni una pizca de amabilidad contra la pared donde ella se llegó a golpear fuertemente la espalda y otra vez se mordió para evitar hacer algún ruido. Para cuando volvió la mirada se encontraba acorralada.

-Tú en verdad no logras entender tu posición. -

La castaña podía sentir como aquella mirada llena de ira le estuviera advirtiendo lo que se vendría a continuación, pero incluso si verla la llenaba de terror no podía dejar de observarla.

-No es que no lo entienda… Es que… No puedo evitar-

-¿No puedes evitar que? ¿Que te muerdan? -

“Si lo sabes entonces no preguntes”, esa frase solo la llevaría s algo peor así que eligió guardarsela.

-Al menos podrías resistirte un poco, al final la única forma de saber si te están robando o no es percatarme de que tan fuerte sea tu aroma. -

-…-

-Otra vez te callas, eras más divertida cuando gritabas de dolor. -

Terminando de pronunciar esas palabras las mordidas solo aumentaban, cuello, hombro, nuca. Tras dejar las marcas de sus colmillos no lamía sus heridas para curarlas como solía hacer de vez en cuando, esa era la máxima prueba de que estaba marcando su territorio.

-Escucha, tú eres mi presa, me da igual con que objetivo regresaste, fuiste lo suficientemente torpe para volver a poner un pie en este lugar así que toma la responsabilidad.-

-Lo haré… -

Esas palabras fueron lo único que pronuncio la chica antes de volver a morderse con el fin de evitar alzar la voz, no era porque alguien más la escuchará, era por el simple hecho de que no quería escucharse así misma quejarse o sentir algo más.

Mientras la consciencia de la joven se desvanecía no podía evitar sentirse culpable de que luego estuviera inconsciente mientras le hacían algo a Yui, todo por un acuerdo que ella había hecho en el pasado del cual no podría librarse.