Posts on Twitter:

Microblading realizado por nuestra directora a un cliente de Cosma.













No sabía que los servían para medir . Jajaj tenemos emprendimiento? Total somos hábiles con este instrumento 😎




El rojo siempre representará la pasión, pero en particular cuando lo usas en tus uñas te encanta porque te deja sacar la mujer segura de sí misma y romántica.










Dicen que sus manos tienen magia... Diseño y Esculpido de Cejas by@majoprimo🌸 Turnos al wass 👉3516532606👈




































Posts on Tumblr:

¿Qué tienen de malo las cejas naturales?

¿Que tiene de malo la barriga?

¿Qué tienen de malo mis cicatrices y estarías?

¿Qué tiene de malo mi celulitis?

¿Qué tienen de malo los senos caídos?

¿Qué tiene de malo ser gordx?

¿Qué tiene de malo que sea delgadx?

¿Qué tienen de malo mis dientes?

¿Qué tiene de malo mi color de piel?

¿Qué tiene de malo mi dialecto?

¿Qué tienen de malo las cejas naturales?

Pareciera que la tendencia de moda es ocultar tus cejas detrás de “las cejas perfectas” que alguien más ha diseñado para ti. 

No importa cómo sea la forma de tu cara, no importa como eran las cejas con las que naciste, no importa la función de protección que tienen las cejas para tus ojos… Lo importante es tener unas cejas bonitas, ya sean súper depiladas, maquilladas o tatuadas, pero que te hagan ver más sexy y atractiva según los estándares de la belleza de la época.

En los últimos años he visto infinidad de video tutoriales de maquillaje que comienzan con una cara natural a la cual le ponen unos puntitos de corrector por aquí y por allá para hacer desaparecer las imperfecciones (ahora hasta los lunares se consideran imperfecciones), en seguida la cubren con capas y capas de maquillaje de diferentes tonos, luego le aplican luces y sombras para ir definiendo un rostro lo más alejado del aspecto inicial, como si se tratara de crear la máscara para un disfraz. Por supuesto que en estas transformaciones nunca falta el re diseño de cejas porque las cejas naturales de la modelo ya no van con una la nueva cara artificial, entonces le dibujan (pelo por pelo), tremendas cejotas de por lo menos el doble de las originales, muy anti-naturales pero muy “perfectas”. 

Al final del video todo es felicidad porque la chica ‘cara lavada’ ahora parece una celebridad de Hollywood. ¡La transformación fue todo un éxito! 

Lo más común es que estos videos reciban miles de reacciones positivas (la mayoría de “Me gusta” y “Me encanta”) porque es la tendencia, porque es lo que se ve en todos lados y ‘lo que se anda usando’ termina por gustarle a la mayoría. Lo ves en las redes, en la tele, en las revistas, en la calle y en tu casa. ¡Hasta tu abuelita la fashion ya se hizo el microblading! Entonces tú ya quieres saber dónde se lo hizo y cuánto le costó para ver si también te lo haces.

Entiendo perfectamente que el diseño de cejas grandes, arqueadas y muy saturadas esté de moda, pero lo que me vuelve loca y no me dejo de preguntar es ¿qué tienen de malo las cejas naturales para que las chicas las quieran cambiar de forma tan radical? Me causa un enorme asombro y terror a la vez,  ¡que se arranquen las cejas o se las rasuren para ponerse otras encima!  Así nada más, si sus cejas no está de moda se las quitan y se ponen otras que si lo están. 

Definitivamente no soy un Grinch de la moda. Simplemente hice esta reflexión porque me sorprendí a mi misma criticándome y tratando de averiguar por qué me veo tan ‘equis’, sin chiste, si antes no era así. Estuve analizando cada parte de mí, incluidas mis cejas a las cuales nunca les había prestado importancia y obvio  se me ocurrió el microblading ya que en todos lados veo mujeres con la cejas “perfectas”, bien diseñadas y definidas, como deben de ser.

Bueno, después de un escaneo total de mi persona, encontré que no es necesario tal procedimiento de belleza porque lo que tengo que mejorar es mi vista, tengo que ajustarla para verme como en realidad soy, sin influencias. En serio, por un momento llegué a pensar que esas grandes cejas eran lo normal y que yo era una rara por no tenerlas.

Me dí cuenta que así como las cejas, en este mundo hay un montón de cosas falsas que se han convertido en verdaderas ya que las hemos aceptado y ahora convivimos con ellas armoniosamente.